Skip Navigation LinksNorCal Cars > Artículos > Donación de un automóvil a la caridad

Donación de automóviles con fines caritativos - ¿Crees que sea justo?

Donar un automóvil pudiese parecer algo bastante atractivo y simple. Solo planificas cual es la supuesta causa benéfica la cual quieres representar, recibes unos cuantos fondos en respuesta y cierras el año ahorrando de forma evasiva un montón de dinero que debiste pagar de impuestos. Esta es una forma fácil de obtener todo lo que necesitas y darle una nueva apariencia tu garaje, y haciendo de tu Abril una experiencia gentil, agradable y todo al mismo tiempo. ¿De acuerdo?

Si supieras que yo he experimentado esto. Pero en el 2004, la ley de impuestos fue modificada, el congreso de los Estados Unidos cerró la brecha jurídica que estuvo vigente en el IRS (Servicio de Impuestos Internos), y ahora la donación de un automóvil es una de las primeras acciones que provocan algún tipo de auditoria. Y como si esto no fuese nada, no tendrás descuentos que excedan los $50 dólares en el pago tus dolorosos impuestos.

La modificación de la ley fue producida debido a que las personas estaban valorando de manera no apropiada el valor real de los vehículos, pero el precio real de venta, que sustancialmente es un precio mayor, y que no era el precio permitido por ley. Además de todo, las obras de caridad no presentaban una gran ganancia de todos modos. Sin los voluntarios necesarios dispuestos a revender de manera efectiva los vehículos que son entregados. En muchas ocasiones las obras caritativas han sido simplemente abandonadas por subastas, recibiendo centavos de dólar y pagando gran parte de este monto en cargos y comisiones a negocios que se levantaron de la noche a la mañana para manejar esta afluencia.

Sin embargo, el ISR ha sido mucho más agresivo en auditar esta clase de situación motivo por el cual cambió las reglas del juego. Ahora el monto de tu deducción dependerá menos del valor del automóvil y más en el fin de uso de esa caridad. No importa las regulaciones del ISR, muchos actos de caridad carecen de recursos para revender un automóvil donado por su precio real y las subastas al por mayor aun siguen siendo el método de revenda por excelencia. Si esta es la manera en como tu buena causa dispone de las vulnerabilidades del sistema, tu pudieras esperar fondos alrededor de $50 en tu agenda A. Sin ninguna otra deducción actual que pueda suportar esto, existe un pequeño punto a tratar. Tratándose de este caso, como puedes imaginar, las donaciones de automóviles para muchos actos de caridad han disminuido la gotera.

Deducción total de las donaciones de vehículos:

Por lo tanto, si la obra de caridad de la que estamos hablando hace uso del automóvil en su operación, esto es un asunto distinto. Algunos actos de caridad, como por ejemplo, el uso de vehículos donados para transportar alimentos para personas encerradas en la cárcel, o para rehabilitar adictos a las drogas y enseñarles a ir por familias que tienen necesidad de transportación. Las donaciones de autos para estas caridades están prácticamente volando, porque aquí la deducción completa del valor justo real permanece intacta.

Si usted decide donar su auto para una obra de caridad, aquí hay algunas cosas que usted debe mantener en mente de manera que pueda hacer de esta una experiencia sin trauma y beneficiosa para cada persona involucrada-incluida en la caridad.

Solicita una copia de la carta de determinación de caridad del IRS, que establezca que ellos son elegibles para recibir el vehiculo una vez que sea enviado.

Ahora a llenar los formularios:

Llena de manera apropiada todos los formularios al momento de pagar los impuestos. Si el automóvil que ha sido donado tiene un valor por encima de los $500 pero menor de $5000 necesitas llenar la sección A del formulario 8283. Si este tiene un valor mayor de $5000 debes llenar la sección B de ese mismo formulario.

Debes tasar el caro de forma justa. Si este es estrepitoso, eso realmente no es tan importante, pero si el valor es por encima de los $5000 o más entonces debes estar preparado para que seas auditado para verificar esto por el IRS. Toma fotos, reúne todos tus registros, y toma el valor de algunas de las guías de tramites de negocios publicadas, tales como la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos (NADA), el libro azul de Kelley o el libro negro de Hearst. Honestamente factores como el millaje del auto, su condición de historial de mantenimiento serán tomados en cuenta. Si estos muestran el valor de los ya mencionados $5000 tú vas a necesitar una valoración externa, de hecho. Existen algunos servicios en línea como Edmund.com que te pueden ayudar en este proceso debido a que ellos te ofrecen valoraciones precisas para autos similares al tuyo en la localidad donde vives.

Asegúrate de que tu obra de caridad cumple con los requisitos. Dentro de 30 días de haber sido efectuada la donación, debes recibir un documento por parte de ellos declarando la posición final del automóvil. Si este ha sido vendido debes recibir una promesa de que ese debe ser vendido entre partes desinteresadas, así como también el monto por el precio de compra, que es el numero que puedes detallar en la Agenda A. Si este ha sido utilizado en sus operaciones, como ha sido discutido anteriormente, entonces ellos deben ser requeridos para notificarte como corresponde, lo que significa que significa que ellos pueden detallar el valor total del auto.

Busca ayuda profesional:

Lo más importante, es que recuerdes que el IRS te hará responsable de todas las cosas que por asuntos de impuestos y buenas intenciones no ayude. Al final, la situación económica de todo el mundo es algo bastante único y que debe ser discutida con un consultor de impuestos calificado para comenzar. Solo así sabrás si estas tomando la decisión correcta para ti y tu familia.