Skip Navigation LinksNorCal Cars > Artículos > Calcula el seguro de coche

Obteniendo una buena cuota para tu seguro de automóvil

Una póliza de vehículos para autos es una básica prioridad para conductores y frecuentemente demandada por regulación estatal. Para vehículos nuevos o aquellos que son adquiridos por medio de créditos generalmente la agencia de financiamiento requerirá que el comprador lleve un seguro de auto comprensivo como requerimiento.

Las tarifas pueden variar de manera considerable dependiendo de la compañía que elijas en la localidad donde estés, aunque no siempre las cuotas más bajas y a los precios más cómodos son las que te proporcionan las mejores coberturas. Las compañías de seguro durante mucho tiempo han reunido un gran cúmulo de datos, desarrollando curvas matemáticas de probabilística capaces de prevenir la probabilidad de u particular “tipo” de conductor que estará involucrado en un accidente, y las tarifas establecidas estarás basadas en esos resultados.

Dentro de los factores principales que determinan la posición de un conductor en dicha curva de probabilidad, y por consiguiente el costo de la cobertura está:

Localidad: En los Estados Unidos este es el elemento numero uno para identificar la prima requerida para comprar el nivel dado de seguro. Esto puede además influir en el tipo de cobertura necesario. Por ejemplo, en las ciudades más propensas a ocurrir fuertes lluvias los seguros en contra de daños por el levantamiento de aguas puede incrementar la póliza, en aquellas ciudades donde no hay registros de lluvia puede que no necesiten este tipo de cobertura.

Edad del conductor primario: Este es otro factor fundamental, de acuerdo a los estudios que han realizado las compañías de seguros durante décadas. Muchos de los conductores más jóvenes carecen de experiencia para evaluar algunas condiciones correctamente, por ejemplo, manejando muy rápido sobre caminos con hielo o conduciendo bajo una fuerte tormenta. En el otro extremo de la escala, los conductores de mayor edad son más propensos a estar envueltos en accidentes debido a sus bajos niveles de reflejos y visión.

Tipo de conductor: ¿Es el vehiculo regularmente utilizado para ir al trabajo o para otros fines? Manejar tu vehiculo en las horas picos te da mayores posibilidades de estar involucrado en accidentes, incrementado la posibilidad de que cualquier tipo de conductor este involucrado en el mismo. Tu nivel de impaciencia es algo también tomado en cuenta en las horas pico.

Cantidad de millas conducidas en un espacio determinado de tiempo: Esto es relacionado con el tipo de conductor. Conduciendo 200 millas al mes solo para ir a la tienda de dulces o llevando los niños a la escuela, es menos probable de estar envueltos en un accidente que moviéndose a largas distancias en cualquier condición imaginable.

Monto del deducible: Toda póliza de automóvil debe incluir un deducible, que incluya el costo compartido que el propietario de la póliza debe pagar cuando se presenta una reclamación. Por regla general, mientras mas alto es el valor del deducible, menor será la cuota que tendrás que pagar mensual; y mientras mas bajo es el deducible mayor será la cuota mensual.

Record del conductor: ¿Ha estado el conductor principal involucrado en accidentes? Esta es una de las mayores causas para que el valor de la prima sea incrementado.

Descuento múltiple del vehiculo: Cuando tienes mas de un vehiculo asegurado bajo una misma póliza tu puedes calificar para tener una considerable reducción de la póliza. En algunos estados y bajo ciertas condiciones, los seguros de vehículos son combinados con pólizas que cubren cada miembro de la familia.

Existen básicamente tres tipos de seguros para vehículos

Fidelidad: En todos los estados con excepción de Wisconsin y New Hamshire, esta es requerida por ley para todos los conductores. Tanto para el propietario del vehiculo como para aquel que tiene posesión del mismo, seguro de fidelidad para camiones posee una cobertura de daños a otros vehículos así como también perjuicios para sus pasajeros y conductores que se encuentren en un accidente. Esta es la cobertura mas importante de todas, lo de pagar los gastos de hospital a otras personas así como suelos perdidos, y representaciones legales que fácilmente pueden poner en banca rota a muchos Americanos.

Colisión: Esta póliza cubre el costo por reparación de los vehículos afectados y los daños ocasionados en un accidente. Así como también los danos causados por fuego, o por robo y vandalismo. Este es el tipo de seguro que por general reclaman las compañías de financiamiento de autos nuevos y camiones. En la medida que los autos pierden valor con el paso de los tiempos y tipo de cobertura evidentemente es menor y esto se refleja en la depreciación del vehiculo. Sin embargo, esto debe ser aprobado por la compañía de financiamiento si el préstamo aun no ha sido pagado.

Seguro medico: Este provee protección contra daño físico de la persona pero cubre también gastos de funeral en caso de muerte. Además proporciona cobertura de perdida de sueldo, para el propietario de la póliza y cualquier pasajero involucrado en el accidente. Este seguro es requerido en 16 estados, pero los conductores que tengan un buen seguro de salud no requieren de este tipo de seguro.

La cobertura adicional que puede ser añadida puede ser de reembolso de renta, y cobertura de brecha, el cual paga cualquier préstamo que no presente cobertura en la primera póliza.

Finalmente, tiene asegurada asistencia inmediata en cualquier accidente o cualquier otra pérdida de gran importancia. Nadie quisiera pasar varias semanas detrás de una reclamación para ser atendido y la reputación en cuanto al servicio al cliente para el propietario de la póliza no querrá tampoco verse afectado.